Hasta hace poco no he sabido lo que significaba la realización personal.

Me llamaba la atención todo lo que mencinara el autoconocimiento, frases como

“Conócete a ti mismo”

resonaban en mi cabeza pero, trasladado al día a día, lo cierto es que no sabía en qué se traducía eso. ¿Quién era yo? ¿Me conocía realmente? ¿Yo soy Mi historia? ¿Soy lo que los demás creen que soy? ¿Cuál es la verdad última?

Tu historia puede ser un ligero velo que te permite conectar con tu taturaleza o una gran muralla contra la que chocas una y otra vez. Incapaz de ver la salida.

Mi historia

Pasaron quince años hasta que alguien me hizo ver que la situación en la que estaba no era la que pudo ser, si no la que era.

Tengo un bonito recuerdo de mis seis a diez años. De la ciudad, del colegio, de los amigos, la cultura… Vivimos en otra provincia por cuatro años, pero al cabo de ese tiempo tuvimos que decidir si quedarnos allí de forma permanente o volver a casa.

¿Y si… nos hubiéramos quedado allí? ¿Por qué decidimos volver? Recuerdo que yo participé del comité de decisión ¿por qué no voté en contra?

Lo cierto es que el cambio fue difícil y nunca me adapté. Me obsesioné con volver, con recuperar lo que no pudo ser. Y así se me fueron quince años de mi vida

En ese punto apareció una persona que me hizo ver, me hizo tomar consciencia. Probablemente, mi primera maestra.

Y en el momento pensé… ¿pero por qué ha tardado tanto en aparecer en mi vida esta mujer? Y la respuesta la descubrí con el tiempo, ya que ella apareció cuando yo estuve dispuesta a escuchar, cuando yo estuve preparada. Todos los maestros que se presentan en otro momento, no llegan a serlo para ti.

¿Eres feliz?

Esta misma persona me recomendó que viera la película “El guerrero pacífico” (Paceful Warrior) y recuerdo nítidamente la escena en la que el discípulo reta al maestro:

– Pregúntame lo que sea, cualquier cosa

Y el maestro le pregunta:

– ¿Eres feliz?

Perlícula: El guerrero Pacífico

Nos pasamos la vida buscando. Somos capaces hasta de ir Marte a buscar. Buscamos con la esperanza que la próxima cosa que encontremos sea la definitiva. ¿Pero qué pasa cuando encontramos eso que tanto anhelamos? De repente aparece, esa necesidad de volver a la lista de deseos y voilá! volvemos a tener algo que perseguir 🙂

¿Pero qué es lo realmente estamos buscando?

Finanzas personales

Me fascina el dinero.

¿Cuál es el propósito del dinero?

El cambio

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad